Podólogo callos y durezas domicilio en Madrid

Aquí encontrarás a tu podólogo a domicilio experto en el tratamientos de durezas y callosidades.

Cuando hablamos de patologías en la piel y en los pies, los callos son muy nombrados por lo común de su aparición la cuál puede ser muy dolorosa y provocar otras enfermedades en la zona inferior del cuerpo. Los callos son uno de las patologías más tratadas, una de las que más es solicitada al servicio de podólogo a domicilio en Madrid, en donde contamos con los podólogos más capacitados y experimentados en el tratamiento de callos o callosidades.

¿Qué es un callo o callosidad realmente?

Las hiperqueratosis o, comúnmente hablando, callosidades, se tratan de una patología donde la piel de una determinada área se endurece y se vuelve gruesa, cambiando su coloración por la condensación de queratina en un punto determinado. Se originan tras la presión y el rozamiento prolongado y repetitivo en una misma zona de la piel, dando lugar a que se endurezca y adquiera coloración amarillenta, pudiendo sobresalir o no de la piel.

Las callosidades son muy comunes en manos y pies. Principalmente en los pies, se localizan en la zona plantar del antepié, en los talones y en la zona dorsal de los dedos.

¿Cómo aparecen los callos o callosidades?

Las collosidades o durezas se manifestan con las siguientes características:

–       Piel dura y gruesa.

–       Aparición de una protuberancia elevada y dura.

–       Piel seca, escamosa y cerosa.

–       Gran sensibilidad y dolor en esa zona de la piel

Es importante saber que los callos y las callosidades no son lo mismo, ambas pueden ser tratadas por un podólogo, pero son en esencia diferentes. Los callos son pequeños, su centro es duro e inflaman la piel, suelen aparecer en los pies en la punta de los dedos o entre ellos y son dolorosos. Las callosidades no son dolorosas, se forman en la planta de los pies o lo talones y abarcan una zona más grande que los callos.

¿Qué causa la aparición de los callos?

Los callos y las callosidades aparecen simplemente por la fricción de la piel o la presión del peso del cuerpo sobre esta. El callo como piel engrosada se forma tanto en la superficie de una zona del pie o en los dedos, pero también se puede formar en los alrededores de estos; no es una afección grave, pero puede causar mucho dolor y desencadenar otras patologías como un juanete.

Es normal que las callosidades o callos aparezcan al usar un calzado que no ajuste bien al pie, es decir que sea una talla menor, también puede originarse por flujo sanguíneo deficiente, diabetes o una lesión pequeña.

¿Qué tratamientos aplica la podología a domicilio?

Esta patología debe ser tratada con cierto cuidado para evitar que la acumulación de excesiva piel en un determinado punto genere dolores e incluso en ciertas ocasiones, heridas más profundas.

Te recomendamos solicitar los servicios de un podólogo cualificado con el objetivo de realizar un examen exhaustivo de tu piel y descartar otras posibles patologías que se asemejen a las callosidades.

El podólogo eliminará la capa gruesa de piel, devolviéndola a su estado original y, además,  podrá sugerirte ciertos cambios en la rutina como el uso de un calzado adecuado, utilizar separador de dedos y mantener una buena higiene.

El podólogo a domicilio busca de devolver al pie una piel suave y lisa, por lo que además sugerirá ciertos cambios en la rutina como el uso de un calzado adecuado, utilizar separador de dedos y mantener una buena higiene.

¿Por qué es importante diagnosticar los callos o callosidades a tiempo?

Los callos o callosidades nos indican un exceso de presión en un punto concreto de la piel por lo que su diagnóstico es importante para evitar diferentes complicaciones y dolencias mayores.

De no ser tratados, a pesar de que por sí solos no son una patología muy grave, pueden generar otras que sí, por ejemplo:

  • Alteraciones durante la marcha.
  • Deformidades en los pies.
  • Heridas más profundas debido al exceso de presión.

Las callosidades y durezas pueden aparecer por diversas razones como una mala pisada, el uso de un calzado incómodo o consecuencia del roce continuo, por lo que su tratamiento es importante.

Te invitamos a solucionar tus problemas llamando al 697123879 para pedir tu cita con el servicio de podología a domicilio, que te mandará a casa al mejor podólogo experto en el tratamiento callosidades y durezas para que realice un diagnóstico completo de tu pie y te ayude con el tratamiento ideal para que recuperes en tu piel su suavidad, sin dolor y sin necesidad de padecer de otras afecciones, todo con la mayor comodidad. 

 

Abrir chat
Hola!
¿En qué te podemos ayudar?
Llama ahora